Entrevista a Pshycotic Beats

16143744_1374874039224725_5210030418063153444_o copia.jpg

Nada menos que cuatro años ha tardado en sacar al mercado su nuevo álbum, pero la espera ha merecido la pena, porque el nuevo álbum de Phsycotic Beats (formación madrileña con Andrés Costureras como único, y suficiente, componente), titulado “The Black Sea”, es sin duda uno de los mejores trabajos discográficos que han salido en España en los últimos meses, por no decir el mejor.
La carta de presentación fue el single “From Disco Section To House Foundation”, un tema muy bailable, pegadizo y disco, pero no penséis que es lo que vais a encontrar en el álbum, ya que “The Black Sea” (con el que cierra una trilogía) es una colección de diferentes géneros, siempre bajo la electrónica, que demuestran no solo que Andrés es uno de nuestros mejores compositores, sino también productores.
“The Black Sea” es un viaje hacia la muerte, toda una declaración personal en la que Phsycotic Beats demuestra que tiene mucho, mucho que decir. Para conseguir el álbum podéis acudir a Amazon o a su Bandcamp: PSHYCOTIC BEATS

JAVIER HERCE: Cuatro años has tardado en sacar nuevo álbum, aunque tampoco has parado, porque con tu sello discográfico (Log Lady Records) has producido a otros artistas y en realidad no has descansado. ¿Ha sido este el motivo, o el viaje hacia la muerte con “The Black Sea” es más doloroso de lo que podemos pensar para haberlo sacado antes?
ANDRÉS COSTURERAS: Si, el agotamiento ha sido parte esencial de este disco. He hecho el sobreesfuerzo de sacar el tercer álbum sin tomarme un descanso, porque 4 años son muchos, y no es lo mismo que me tome cuatro años de descanso para el cuarto disco que para el tercero. Necesitaba afianzar el proyecto y demostrar que lo mío va en serio y creo que lo he conseguido.

16473716_1337367162987598_7621102441613149036_n

JH: ”From Disco Section To House Foundation” es todo un himno, un clásico sacado ahora, una canción que te mete en la atmósfera disco desde el primer segundo. Además, está siendo todo un éxito en reproducciones de Spotify. ¿Ves recompensado el esfuerzo, o ser músico en 2017 es algo que, o haces por pura vocación, o mejor te dedicas a otra cosa?
AC: Ser músico es algo que debes hacer porque eres artista y si no compones o creas te mueres. Por eso ahora, la gente que quiere fama, o quiere que le miren y le hagan la ola, pues se hace dj, influencer o concursante de reality, que es algo que te hace famoso sin trabajar tanto como los músicos. Nadie entiende el trabajo que cuesta en horas parir un disco, y sacarlo adelante tu sólo sin ayudas menos.

JH: ”The Black Sea” es un álbum inclasificable. Vivimos en una era en la que hay que etiquetarlo todo. ¿Cómo dirías que es este trabajo discográfico, o prefieres no hacerlo y dejar que la gente juzgue?
AC: Yo odio las etiquetas. Todas. Me parece de gente vaga y poco inteligente intentar meterlo todo en cajitas, es como una tendencia del ser humano a catalogarte para que quede claro de qué pie cojeas. Además las etiquetas no hablan de ti, no tienen nada que ver contigo, definen a la gente que te las pone.
Mis discos son inclasificables, esa es la mejor etiqueta. Cuando escuchas un disco mío por primera vez, nunca sabes que es lo que va a pasar en la siguiente canción.

JH: Escuchando el álbum uno tiene la sensación, más que de estar disfrutando de la música, de estar haciendo un viaje. ¿Cómo ha sido para ti el viaje de grabar “The Black Sea”?
AC: Muy desagradable. Hacerlo me ha llevado 4 meses, pero sacarlo adelante y financiarlo unos dos años. Y la verdad es que no he disfrutado nada, no me lo he pasado bien. Hay viajes que emocionalmente en vez de curar las heridas las hacen más profundas. La próxima vez intentaré hacer algo que no sea tan abrasivo emocionalmente.

17621766_1392174237506890_5281478186464877896_o

JH: El vinilo parece que ha vuelto. Lo vintage está de moda. “The Black Sea lo has lanzado en vinilo en un formato cuidadísimo hasta el más mínimo detalle. ¿En realidad, tú qué formato de distribución musical prefieres, ahora que todo es digital?
AC: Pues prefiero el que he hecho: Vinilo + cd + streaming. Creo que es la formula perfecta y lo mejor que le ha pasado a la industria: la explosión del streaming y la vuelta del vinilo, que nunca debió desaparecer. El cd trajo todos los problemas.

JH: Encargarse de todo el proceso (composición, producción, fotografía, arte…) tiene que ser enriquecedor, pero a la vez agotador, ¿no es así?
AC: Aprendes mucho. Me siento como un sabio milenario. Cuando tocas todos los palos acabas teniendo una experiencia que nadie tiene. Y no te olvides de que me autoedito, soy mi propio manager y agente de prensa, que es realmente lo que agota y lo que quema y lo que te hace pensar en tirar la toalla todo el rato, pero hay que mantener el control porque si no acabas haciendo lo que quieren los demás.

JH: Has dicho que te vas a tomar un descanso ahora que el álbum está ya en la calle. ¿De qué tipo de descanso hablas? ¿Estaremos sin Phsycotic Beats una buena temporada?
AC: Ahora mismo no hay planes de futuro para Pshycotic Beats. Dejaré que el tiempo decida lo que va a pasar. Quiero volver a la producción, hacer bandas sonoras, componer para otros, ese es el plan inmediato.

Entrevista a Laureate Sky

entrevista

Ultratumba lleva mucho tiempo siguiendo la pista a Laureate Sky, desde que se formaron y fueron creando sus primeras maquetas mientras hacían conciertos para presentar su música, que nos ha llegado en forma de uno de los álbumes más interesantes que hay ahora mismo en el panorama nacional y seguramente internacional.

Por ese motivo he decidido volver a tener una entrevista con ellos. Charlar con Chema y José siempre es un placer, ya que son dos personas interesantes y con muchísimo talento, de sobra demostrado en “The Way Without Fear”, este primer álbum.

 

JAVIER HERCE: Por fin tenemos en nuestras manos vuestro primer álbum, “The Way Without Fear”. Ha sido un largo camino hasta verlo hecho realidad, ¿no es así?

Ch: Sí. Desde el principio decidimos dar prioridad al desarrollo del grupo sin disco. Es muy interesante todo lo que el grupo ha evolucionado en todos los sentidos hasta llegar a él. Creo que es algo que nos ha enriquecido, ha hecho más fuerte y más sólido a nuestro y vuestro Laureate Sky.

J: Hacer un disco lleva su tiempo, es un trabajo de meses entre pruebas, ensayos, estudio. Pero es una satisfación que al final se obtenga un fantastico resultado.

 

JH: Sois un grupo curtido en el directo. Desde que se formó Laureate Sky, habéis dado muchos conciertos hasta ver el álbum en la calle. Eso os ha ayudado a tener una legión de seguidores que ahora desean tener el cd en sus manos. ¿Cómo ha sido este tiempo tocando en diferentes salas del país?

Ch: Sí hemos tocado con gente a la que admiramos y respetamos y hemos tenido la oportunidad de conocer a gente magnífica. Desde Hocico, Terrolokaust, K-Beiret, VNV Nation, Solitary Experiments, SITD, Covenant, Rotersand,…. Siendo reconocidos por ellos, lo cual es un placer y un orgullo para nosotros.

El estar tocando directos antes de tener el disco nos ha ayudado a ver y hacer las cosas de otra manera. Ha sido importante para la evolución del grupo hasta ahora y conseguir que Laureate Sky solo suene a Laureate Sky.

En este sentido debemos agradecer a nuestra Promotora Sturm Promotions por cómo se vuelca y por la confianza total que tiene hacia nosotros. Y con mención especial también para DMS Promotions.

IMG_7384aa

JH: Todos los temas están compuestos por vosotros. ¿Cómo ha sido crear esas canciones antes de llegar a grabarlas?

J: Vamos creando patrones, loops, arreglos y sobre la marcha empiezan a fluir ideas. Vamos juntando voces y apoyos hasta que vamos sacando nuestro sonido.

Ch: Y todo esto lo empezamos a crear conjuntamente en el Estudio Estereoradian Recs

 

JH: Sin duda tenéis unos de los álbumes mejor producidos del úlyimo año en este país. Incluso suena internacional. ¿Tenéis pensado presentarlo fuera?

Ch: Para nosotros es fundamental el cuidado con mimo de nuestra obra. Canción a canción. Para ello entre otras cosas en este disco hemos recurrido a la producción de uno de los más grandes de este país, el gran músico, Dj y productor David Kano (Cycle, Krakovia,…). Lo cual nos ha hecho crecer como artistas y a nivel musical. Desde el primer momento congeniamos y él captó perfectamente la idea que queríamos para el disco. Aquí está el resultado. Él ha tenido que “sufrir” lo suyo con nosotros (risas) puesto que nos imponemos un nivel de exigencia muy alto para nosotros mismos, por lo que así lo hacemos con los demás consciente e incoscientemente y reconocemos que a veces somos un poco “pesaditos” hasta que conseguimos el resultado que queremos. Ha sido un placer trabajar con él y ya no sólo a nivel profesional sino por la relación de amistad que hemos conseguido.

Y lo mismo nos ha pasado con el tema de la masterización con Pedro Viñuela, que también ha tenido que “sufrir” por la misma importancia que la hemos dado a ella.

Sí, la idea es tocar fuera…. Hasta aquí podemos decir.

 

JH: Para la foto interior me pedisteis que os hiciera una sesión, que se ve reflejada en el libreto del cd. Yo sé lo que significó para mí hacerla en el salón de mi casa. ¿Qué significó para vosotros?

Ch: Pues al principio nos sorprendió pero sabiendo como trabajas y que ya tenías conocimiento de lo que queríamos, confiamos en ti y te dejamos hacer.

 

JH: Sois un grupo que cuida mucho su imagen y a la vez da la sensación de tener un toque de timidez que os da un misterio interesante. ¿Es premeditado?

J: Sií, quizás somos algo reservados sin premeditación (Risas).

Ch: (Risas) Sí, es verdad que somos un poco introvertidos. Tampoco es que nos vaya mucho el rollo “ego”. Pero como dice Jose, no buscamos nada premeditado.

Nos sentimos muy identificados con lo que estamos creando y Laureate Sky es un reflejo de lo que somos y de lo que queremos… Quizás esta sea una de las claves en Laureate Sky, no hay pose.

 

JH: ¿Cómo vais a presentar el cd próximamente?

J: Haremos un concierto de presentacion en Madrid y habras mas novedades.

Ch: Sí, vamos a esperar un poquito pero va a ser algo muy especial.

IMG_7469aa

JH: En Ultratumba tenéis muchísimos seguidores que os conocen desde que fuisteis portada hace unos años. ¿Qué les diríais a todos ellos que han esperado con ansias tener “The Way Without Fear”?

J: Pues darles las gracias por el apoyo que nos han dado en estos años y gracias por la paciencia que han tenido.

Ch: Muy orgullosos de tener el apoyo que nos dan continuamente con sus muestras de cariño y de reconocimiento que siempre es más de lo que esperamos, por lo que siempre intentamos estar a la altura en todo momento.

 

JH: ¿Cómo veis ahora el panorama musical en la escena española?

J: El panorama español esta siempre como en un termino intermedio que se va manteniendo y hablando más a nivel de Madrid, pues algo esta resurgiendo con más locales y algo más de escena.

Ch: Y en cuanto a grupos, el mejor momento hasta ahora sin lugar a dudas. Da igual el estilo musical en el que busques, es en todos.

Hay bastantes proyectos fantásticos y con un nivel superior, incluso iguales o mejores que muchos de los que vienen de fuera. Siempre discerniendo entre lo bueno y lo menos bueno, claro. Y este es el momento en el que publico debe volcarse en ello y no en mirar tanto para afuera… El nivel para ello lo dan ya bastantes grupos.

 

JH: ¿Planes de futuro para Laureate Sky?

J: Muchos. Ya adelantaremos mas adelante alguna sopresa.

Ch: Sí, ahora no podemos. Pero sobre todo seguir por nuestro camino sin miedo.

 

JH: Muchas gracias por la entrevista.

Ch: Gracias a ti, Javier.

Entrevista a María Angulo Ardoy, autora de “El gen Alexander”, de @nowevolution

Entrevista por Laura López Alfranca.

mariaangulo

¡Bienvenidos todos! Hoy he atrapado a María Angulo Ardoy por banda, la he atado y ha consentido dejarse hacer preguntas. ¡O algo así! María, muchas gracias por prestarte a responder a algunas preguntas.

A todas y todos los que leáis esto, sabed que Laura López Alfranca es el Mal y la prueba es que cuando se gana tu confianza te hace cosas como ENTREVISTARTE.

Comencemos por lo más complicado o sencillo: ¿Quién es María Angulo Ardoy?

¡Esa no viene en mi libro, profe! En serio, lo de definirse uno mismo es de las cosas menos honestas que he visto. Y menos versátiles. Si ahora te digo que soy encantadora y educada, ¿puedo luego cambiar de idea y ser una sádica sin escrúpulos? Lo fácil sería decir que soy médico y que cada cual tire de prejuicios al respecto, pero lo cierto es que acabé en Medicina de entre otras 20 o 30 posibles carreras por razones como que la principal salida laboral de muchas de las carreras de mi lista era la docencia, y no me sentía cualificada para ella. Lo de ser escritora lo tenía más claro desde siempre, pero me lo tomé con más calma. Necesitaba encontrar algo mío para contar, supongo.

Se te ha visto moverte sobre todo en antologías y revista de temática de ciencia ficción, ¿eres más de textos cortos o largos? ¿Qué te aporta cada tipo de texto?

Pues he tenido mis tiempos de pensar que no se me daba la novela, mis tiempos de pensar que los relatos breves buenos eran complicadísimos y mis tiempos de hacer pinitos con la poesía (nada memorable). Como en su día me dijo Sofía Rhei, cambiar de formato ayuda a entrenar diferentes técnicas. “Es muy buena escuela”, fue su frase.
Los textos breves te permiten experimentar más. Jugar con el lenguaje, con cambios de estructura. Requieren tener la historia más atada y eliminar redundancias. El texto largo, por su parte, permite dar más matices a los personajes y la historia, hacerlos evolucionar, te da la opción de recrearte en algún pasaje cotidiano sólo para ilustrar un rasgo de un lugar o un personaje o para bajar un poco el ritmo. Pero es más complejo manejar todos los detalles de una historia larga.

Dado en los mundos en los que te mueves y tu profesión en la medicina, ¿cuánto crees que ha influido tu vida “fuera de la página” a plasmar en ellas?

Bastante, la verdad. Los temas sociales ya me interesaban antes, pero trabajar en contacto directo con ellos y su repercusión sobre la salud te da otra perspectiva. Conoces diferentes dimensiones de la gente. Además, la parte técnica de la medicina permite jugar mucho a especular sobre diferentes aspectos del ser humano. Y mi lado sádico se siente muy juguetón con esas posibilidades.

Tu nueva novela se titula “El gen Alexander”, háblanos un poco sobre ella.

La novela habla sobre una epidemia futura con unos virus capaces de inducir mutaciones impredecibles en el ADN. Cuenta la historia de algunos afectados que consiguen sobrevivir, con más o menos fortuna y más o menos problemas y ventajas. Y habla sobre la búsqueda de la vida eterna y el miedo al envejecimiento.

¿Cómo surgió la idea de “El gen Alexander”? ¿Cuál era tu objetivo con esta novela?

Por un lado, hace años, mi hermano y mi tío Juan (mi “hermano” mayor) hablaban sobre ciencia ficción y el tema de la vida eterna y de cómo algunos expertos en medicina especulaban sobre la posibilidad de estar llegando a nuestro límite máximo de esperanza de vida como especie o, incluso, ser capaces de superarlo. Unos años antes había empezado a leer sobre el uso de retrovirus para la curación de enfermedades monogénicas y empecé a elucubrar sobre qué ocurriría si detectásemos los genes asociados al envejecimiento y la reproducción celular. Mi objetivo inicial era escribir sobre la búsqueda de la vida eterna y lo que estamos dispuestos a sacrificar en el camino. Al final me salió una historia que habla más sobre las desigualdades en el ámbito de la salud, tanto las innatas como las sociales o médicas.

La narrativa sabe balancearse entre lo trepidante y los momentos de descanso, explicación técnica y avance de trama. De todo el proceso de escritura, incluso la documentación y corrección, ¿qué ha sido lo mejor, lo peor y por qué?

La parte de documentación fue emocionante. Descubrí los avances conseguidos con esta técnica en algunas áreas (muy positivos en su mayoría y modestos pero prometedores. Nada terrible, como mi historia), me documenté sobre bioética, me miré mapas y mapas para construir los viajes y tomé notas para unas cuantas excursiones… pero quizá disfruté más (y me costaron más) algunas escenas que reflejan las relaciones entre los personajes.
Lo peor fue conseguir incluir la información imprescindible en la trama para hacerla comprensible sin hacerla pesada. Hay pasajes que reescribí 10 o 12 veces intentando quitarles el aspecto de clase magistral.

En esta novela destacan los personajes de personalidades o rasgos fuertes (no necesariamente positivos), ¿Con qué rasgos de qué personajes te identificas y por qué?

En cierto modo, casi todos los personajes tienen algo en común conmigo. Intenté evitar identificarme con uno solo para construir personajes, y no una proyección de cómo me gustaría creer que soy. Por ejemplo, Alexander se pasa casi toda la historia intentando que le dejen vivir su vida sin verse obligado a salvar el mundo cada mañana. Todos nos hemos sentido así alguna vez. Beatriz, que se parece bastante a mi hermano y es una justiciera incansable y brillante, es muy hermana mayor y siente la responsabilidad de tener que ocuparse de todos. Belén sería más mi hermana: carismática, fuerte, encantadora, cariñosa y con los pies muy en la tierra. Sin embargo en algunos pasajes es tan bruta como yo. David es un cínico bienintencionado capaz de usar sus debilidades como fortalezas. Y así podríamos seguir.

Aunque sean abstractos, otros personajes importantes son la propia medicina, su ética y las empresas dedicadas a ello, ¿cómo fue mover a los personajes más humanos entre estos dos conceptos? ¿Qué te gustaría que el lector se quedara?

Por un lado, ese fue el motivo de elegir como protagonista a Alexander, el personaje fuera del grupo por elección propia. Conseguir dar la información de forma gradual en la medida en la que él la adquiría y tener momentos sin acción para darle tiempo a investigar. Pero la clave para hacer más amenos esos fragmentos fue darle más protagonismo al personaje de Sandrine, una de las pacientes, que acaba estudiando medicina y funciona como nexo entre los personajes y entre la medicina y estos.
Respecto al tema socio-sanitario, me gustaría incitar a reflexionar sobre el coste de los avances que conseguimos y sobre la importancia del reparto justo de recursos y cómo, cuando los poderes públicos dejan su función reguladora y garantista, todos perdemos.

Hablemos un poco ahora de la ciencia ficción, como escritora y lectora de esta temática, ¿qué crees que necesita ahora y en qué ha podido avanzar en los últimos tiempos?

Por un lado, necesita salir del armario del friki. Quitarse de encima ese complejo de hermana fea de la literatura. Todos hemos leído obras de ciencia ficción sin ser conscientes de ello y muchos de los grandes clásicos de la literatura lo son. Quitarse ese prejuicio de literatura de segunda permitiría que los lectores se aproximasen más a la ciencia ficción, pero también que los autores se permitiesen innovar aún más, arriesgarse con formas narrativas menos clásicas.

También necesita continuar integrando puntos de vista diferentes al mayoritario. Las historias de señores que salvan un universo de hombres blancos y doncellas desvalidas son entretenidas, pero el mundo en el que vivimos es mucho más rico y la ciencia ficción debería jugar a multiplicar esa riqueza cultural.

¿En qué estás trabajando ahora? ¿Te animarías con otros géneros en el futuro? ¿Cuáles?

Estoy un poco vaga, la verdad, pero intento terminar una colección de relatos sobre sexismo y violencia de género, intentando enfocarme en las violencias “next-door”, lo que ocurre en nuestro país, especialmente en las situaciones cotidianas que tenemos normalizadas. Algunos son ciencia ficción, algunos fantasía y la mayoría son más de corte realista.

También intento terminar una historia ambientada en Granada en la Guerra Civil, con su puntito de ciencia ficción (muy leve), alrededor de una familia nada convencional.
Así que sí, voy explorando otros géneros. La ciencia ficción da bastante juego para especular, pero algunas historias requieren señalar precisamente lo cotidianas, lo habituales que son.

¿Qué te gustaría decirle a nuestros lectores a modo de despedida?

¡No os fiéis de Laura! Es broma. Estad atentos, que va a daros muchas y muy buenas sorpresas. Un día publicaremos juntas y será el principio del Apocalipsis. Avisados quedáis.

¡Apocalipsiiiiiiis! Digo… ¡Muchas gracias María por tus palabras! Y recordad, si os ha llamado la atención y queréis haceros con una copia de “El gen Alexander”, podéis pedirlo en vuestra librería más cercana, Amazon o incluso la web de la editorial Nowevolution aquí: EL GEN ALEXANDER